viernes, 15 de abril de 2016

El Mundo a Pique

En 1966 aparecio la novela: ¡Hagan Sitio! ¡Hagan Sitio! del escritor: Harry Harrison ( 12 de marzo de 1925 - 15 de agosto de 2012 ) y en 1973 aparecio su version filmica: Soylent Green, dirigida por: Richard Fleischer ( 8 de diciembre de 1916 - 25 de marzo de 2006 ).


 En el año 2022, el mundo sufre de efecto invernadero, agotamiento de los recursos naturales, alto porcentage de desocupacion y, por ende, de pobreza. La gente subsiste, en parte, gracias al Soylent Green, y, en medio de ese caos, el detective Thorn ( Charlton Heston [ 4 de octubre de 1923 - 5 de abril de 2008 ] ) vive junto a su colega Sol ( Edward G. Robinson [ 12 de diciembre de 1893 - 26 de enero de 1973 ] ), que lo ayuda con los casos policiales y juntos van pasando sus dias de la mejor manera posible. Un buen dia a Thorn le asignan investigar el asesinato de un importante empresario que tiene que ver con el producto: Soylent Green. Pronto Thorn y Sol descubriran que se esconde detras del famoso: Soylent Green y lo que se esconde es un verdadero horror.   
  
Ante el espectador se presenta un film totalmente cautivante, asi como tambien de terrorifico por su tema. Un policial futurista del mejor, tras el mismo esta la imagen de esa ciencia ficcion revestida de advertencia, que presenta un futuro negro, que nos muestra una parte de todo lo peor que le puede ocurrir a una sociedad, eso era visto por los espectadores de un lejano 1973, y lo terrible es que, hoy por hoy, ya se puede decir que ese futuro nos esta alcanzando: desocupacion, hambruna, problemas hambientales, corrupción, mentira y quién sabe que más. Pero no importa, sacando al rico que todo lo tiene, el ciudadano comun, tiene que seguir tirando, que otra le queda y como le dice: Thorn a su colega Sol :  ¨lo estamos haciendo bien¨; por otro lado, Thorn, es una espína que molesta, es alguien que no quiere seguir mas dormido, que a toda costa ha de sacar la mentira a la luz, pase lo que pase, duela lo que duela, porque la verdad, por mas increible que pueda resultar es: ¡espantosa! y hay que hacerla conocer.
A este policial, Fleischer lo vuelve atrapante, interesante, conmovedor, en donde, a pesar de tanto dramatismo bien llevado, le agrega escenas de magistral hermosura: la cena entre Thorn y Sol, todo un banquete; Thorn disfrutando del jabon, y del agua; Sol maravillandose cuando recibe en mano, hojas de papel y lapices;  esos instantes finales de Sol, que pueden arrancar alguna lagrima y hasta pueden hacerle erizar los pelos al espectador, y no solo por aquello que se entera Thorn, sino que, al poco tiempo de terminado el rodaje, Edward G. Robinson partia para el otro mundo y asi fue como lo recordaba HestonNunca he oido hablar de un actor que interpretase una escena de muerte conociendo su propia e inminente defuncion. Fue un experiencia sobrecogedora.
  Terminamos pronto, despues de hacer los primeros planos, y celebramos una fiestecilla en su honor. Para nosotros, Eddie terminaba su trabajo en la pelicula. Para él, era el final como actor, la última vez que pisaba un plató, donde vivió con tanta intensidad durante tanto tiempo. Murio doce días después. Ningún actor podría pedir una muerte mejor ¨.     
" Una vez hubo un mundo... ", dice el entrañable Sol; film magistral de la ciencia ficcion, con un gran elenco, que invita a la reflexion y es, sin duda alguna, uno de esos films que se dejan ver infinidad de veces.

5 comentarios:

León dijo...

Mr Belknap, gran película. Impresionante el trío que se marcó Heston con esta, "el planeta de los simios" y "el último hombre vivo". En sus últimos años se le iria la cabeza, pero solo por esas tres muestras de cine c-f de denuncia, merece un respeto infinito.
Daludos

Belknap dijo...

Mr. Leon, Heston fue y siempre sera un grande. Cordiales saludos y gracias por la visita.

Melmoth el errabundo dijo...

Me gustó mucho la novela de Harry Harrinson. A decir verdad soy un fan de las novelas catastrofistas como La tierra permanece de George R. Stewart, La nube púrpura, de Shiel, La muerte de la hierba, de John Christopher, Las crisálidad, de John Wyhdham, El rebaño ciego, de John Bruner, las novelas de J. G. Ballard, etc. Estas historias cada vez que las volvemos a leer las encontramos más neorrealistas, incluso Apocalipsis de King o Soy leyenda de Matheson; eso de sentirse solo y diferente ante tanto palurdo que lo tiene todo tan claro.

Ha sido un placer pasarse por aquí, y si me lo permites, te enlazo.

Un abrazo

Belknap dijo...

Mr. Melmoth, antes que nada: ¡Bienvenido al blog! y adelante enlaceme, si a usted le parece bien, yo hare otro tanto con su blog; luego, celebro de que le haya resultado un placer pasarse por aqui, a mi tambien me encanto pasarme por su blog. Concuerdo con usted, esas historias cada vez son mas neorrealistas. Le dejo un gran saludo y nos estamos leyendo.

Lost Boy dijo...

Mr. Belknap recuerdo haber visto este film por que recordaba que me había gustado mucho Charlton Heston en "El ultimo hombre vivo" y ya solo por salir el y ser un film de ciencia ficción me intereso verlo (de eso ya hace muchos años que uno comienza a pensar aquello de ...tantos años hace ya, upps....jajaja - lo siento me desvío del tema) y lo considero uno de los mejores del tema de visión de una humanidad abocada al desastre y en la que todo parece estar bien si quieres vivir en una mentira y lo que mas me impacto fue el desenlace final en el que Robinson le muestra a través de su muerte lo que ocurre realmente con los cuerpos y a que se destinan.
Desconocía el detalle de la rápida muerte de Edward G.Robinson tras finalizar el film...triste pero si realmente un buen final.
Un saludo