martes, 30 de diciembre de 2008

Vidas de Cine 8

En esta nueva entrega de Vidas de Cine, para terminar el año 2008 y empezar con todo el año 2009, disfruten con unos recuerdos de la mano del gran Charlton Heston sobre la pelicula El Planeta de los Simios, conozcan en qué manera gastaba la plata Frank Sinatra, y luego con... Pasen, lean y disfruten con Vidas de Cine y ¡ Muchas Felicidades a todos !


Despues de que el productor Arthur P. Jacobs adquirio los derechos de la novela de Pierre Boulle: " El Planeta de los Simios ", se puso manos a la obra para visitar diversas agencias y el proyecto llego hasta Charlton Heston quien, segun sus propias palabras: " ... creia que era una novela muy apropiada para llevarla al cine y ni tan siquiera se habian trazado las lineas generales de lo que pudiera ser un buen guión. A pesar de todo me olí que alli habia una buena pelicula. Lo unico que tenia Arthur eran los derechos de la novela y una carpeta con dibujos de posibles escenas. Vino a casa y me los enseño despues de soltarme lo que en Hollywood llaman ' el rollo ' . Cuando Frank Schaffner los vio le llamaron la atencion y dijo que estaba dispuesto a dirigir la pelicula si llegaba a hacerse , pero Arthur todavia no habia persuadido a ningun estudio para que pusiera dinero para la pelicula.
Se paso otro año y medio en ese " infierno del principio " yendo de un estudio a otro con sus dibujos, pero lo unico que conseguia era que se rieran de él; en aquel tiempo el proyecto de
Arthur hacia pensar en los seriales de los sabados de los años treinta.
- ¡ No bromee ! ¿ Una pelicula con monos que hablan y cohetes espaciales ? Buck Rogers y Ming, ¿ no es asi ? ¡ Quitese de mi vista !



Frank Sinatra tenia instalada en el jardin de su casa la falsa estatua de marmolque aparece en las escenas del cementerio de la famosa pelicula de Joseph L. Mankewicz " La condesa descalza " ( The Barefoot Contessa, 1954 ), protagonizada por Ava Gardner , que entre 1951 y 1957 fue su esposa, y que era una replica perfecta de la actriz. Tambien se dice que hubo una epoca en la que Sinatra tenia fotos de su bella mujer por toda la casa, incluso en los cuartos de baño. Al final, Sinatra destruyo la estatua en un acceso de furia, del mismo modo fue que tiempo mas tarde haria construir el helipuerto que tambien tenia en su vivienda y que hizo construir creyendo que John Fitzgerald Kennedy le visitaria algun dia con su helicoptero.

Continuando con el querido Charlton Heston, en la epoca en que se estaba buscando a los actores para la pelicula Cuando el Destino nos Alcance (Soylent Green, 1973 ), dirigida por Richard Fleischer, eligieron para la misma al actor Edward G. Robinson, sobre el tambien querido actor Edward G. Robinson opinaba lo siguiente:
" ... Ya habia trabajado con Eddie Robinson en Los Diez Mandamientos ( The Ten Commandments, 1956 dirigida por Cecil B. DeMille), donde encarno a Datan, y le habiamos hecho unas pruebas para el papel de orangutan que luego interpretaria Maurice Evans en El Planeta de los Simios. Eddie habia renunciado a aquel papel porque padecia del corazon y temio no ser capaz de resistir el esfuerzo que exigia el complejo maquillaje. Pero le encanto tener la oportunidad de encarnar al viejo Sol en Cuando el destino nos Alcance ( Soylent Green ). Sonrio cuando la Metro, que accedio a pagarle el sustancioso salario que pidio, quiso aplazar el pago de una parte:

-
A los setenta y nueve años los aplazamientos no me interesan mucho.

Eddie
sabia que se estaba muriendo cuando acepto trabajar en Soylent Green, pero ninguno de nosotros sospechaba nada. Se pasaba el dia entero sentado en una silla del estudio. Hablaba con los otros actores, con los tecnicos, con Dick y con Walter, y raramente volvia a su remolque. Pienso que queria oir de nuevo las bromas que suelen hacerse detras de las camaras y no solo trabajar en otra pelicula. Todavia le recuerdo escuchando a un par de actores jovenes que se quejaban de lo aburridas que son las esperas entre una escena y la siguiente, mientras los tecnicos preparan las cosas.
Eddie sonrio.

-
¿ Sabeis una cosa ? Siempre he pensado que me pagan por las esperas. La interpretación la hago gratis.


La actriz Jane Wyatt ( 12 de agosto de 1910 - 20 de octubre de 2006 ), es recordada mayormente por haber trabajado en la serie Star Trek, interpretando a la madre del Sr. Spock, en la epoca en que llego a Hollywood conocio al gran maquillador Jack Pierce de la siguiente manera:
" En el teatro tu misma te encargas de maquillarte, asi que no hay maquillador ni madie que se ocupe exclusivamante de eso. Cuando llegue a
Hollywood tuve mi primer contacto con un departamento de maquillaje: el maquillador de la Universal era Jack Pierce, un hombre bajito y de mucha reputación ( cosa que yo en aquel entonces ignoraba ). Era mas feo que un pecado y tenia el peor aliento imaginable... ¡ eso es lo que siempre recordaré del pobre Jack Pierce ! ¡ Y lo primero que hizo fue empezar a depilarme las cejas ! ¨ ¡ Alto ! ¡ Pare ! ¨, grite. ¨Escucha, pequeña ¨, me dijo él. ¨ He maquillado a todas las estrellas. No se te ocurra decirle a Jack Pierce lo que debe hacer o dejar de hacer. ¡ Mira ! ¨, y movio el brazo señalando todas las fotos que tenia en la pared. Bueno, no eran fotos muy agradables... ¡ Habia fotos de Boris Karloff, Bela Lugosi y no sé quién mas !. Era un hombrecillo maravilloso y acabe sintiendo un gran aprecio por él.

5 comentarios:

Licantropunk dijo...

Buena colección de anécdotas, sobre todo las frases de Edward G. Robinson: la sabiduría de la edad: ese tahúr que se la pegó al mismísimo Steve McQueen.
Saludos y feliz año nuevo!!!

Korvec dijo...

Anécdotas tan interesantes como de costumbre. Felicitancias y feliz año.

BUDOKAN dijo...

Aprovecho para dejarte saludos y un Feliz año!

Igor Von Slaughterstein dijo...

Geniales las anécdotas con Heston y Jane Wayatt. Y es que Jack Pierce era mucho Jack Pierce!!! Que gran personaje. Hay que ver como todo lo que rodeo a los films de terror de la Universal es algo absolutamente mítico.

Saludos!!

darkerr dijo...

Maravillosa anécdota la de Edward G, Robinson, qué gran actor y que gran lección ha dejado al cine.