miércoles, 4 de septiembre de 2013

Dos Simios Fugitivos

  En el mundo de Hollywood no existen los imposibles, fue por eso que, a pesar de que el final de Beneatth The Planet of the Apes no dejaba lugar para secuelas, el productor Arthur P. Jacobs ( 7 de marzo de 1922 - 27 de junio de 1973 ) le envio un telegrama al guionista Paul Dehn ( 5 de noviembre de 1912 - 30 de septiembre de 1976 ) sobre una secuela sobre el mundo de los simios, el texto informaba claramente de que: ¨ Los Simios existen, se requiere una secuela. ¨, y fue asi como Dehn se las ingenio para crear una escapatoria al tragico final de la segunda parte.

  Una nave espacial, igual a aquella que transportara a Taylor ( Charlton Heston ) y a sus hombres, cae en mar estadounidense. Tres astronautas salen de la misma y varios soldados y altos mandos del ejercito estadounidense se quedan asombrados al descubrir que los astronautas son: ¡Simios! 

  A Paul Dehn se le ocurrio, como una buena manera de continuar con la serie, escribir que Cornelius y Zira reparaban la nave de Taylor y viajaban atras en el tiempo acompañados por un simio parecido a Leonardo Da Vinci; tambien Dehn, para poder imbuir a su guion de los mismos momentos satiricos que la novela, recurrio a Pierre Boulle ( 21 de febrero de 1912 - 30 de enero de 1994 ), el escritor de " El Planeta de los Simios ".  ¨Secret of the Planet of the Apes ¨ fue el titulo provisorio para la tercera entrega y el guion se acomodaba bastante bien a lo ajustado del presupuesto, ya que iba a haber muy pocos actores vestidos como simios; y ademas, su director, Don Taylor ( 13 de diciembre de 1920 - 29 de diciembre de 1998 ), se enfoco sobre todo en la pareja de chimpaces. Paul Dehn, mas tarde, le agrego al guion los conflictos raciales, el tema religioso y la persecision de Zira. Aunque para la segunda parte, el estudio tuvo que convencer a Kim Hunter ( 12 de noviembre de 1922 - 11 de septiembre de 2002 ), para " Escape del Planeta de los Simios " no hubo necesidad alguna, la actriz leyo el guion y le gusto, aunque tambien llego a decir de que " estuve muy agradecida de que me mataran ".     
 Poco importa si aquella nave en la que viajara Taylor ( Charlton Heston ) y aquella otra en la que iba Brent ( James Franciscus ) terminaron hundiendose, o que el pobre planeta Tierra terminara siendo consumido por la gran Bomba,  la maquinaria bien engrasada de Hollywood se sirve de la poca memoria del espectador y como golpe de efecto le ofrece al mismo un espectaculo que, mas alla de ser lo mas economico posible, termina resultando jugoso, aceptable: inversion en los papeles, despues de todo hay que continuar, el show debe seguir.  Nadie entiende nada, se tejen hipotesis de toda clase, el unico capaz de poder entender algo termina siendo asesinado por uno de sus propia especie, lo unico cierto es que en un mundo de humanos, dos simios parlantes se han de convertir en cuestion de unos pocos dias en una simpatica atraccion y es que para el hombre moderno de esos lejanos años setenta ( tambien de nuestra actual sociedad ), agobiado por todos aquellos problemas cotidianos, algo asi o de otra indole bien pudiera servir como aire fresco. De paso cañazo estos simpaticos visitantes de un mundo lejano sirven como vinculo para mostrar la decadencia de una sociedad, en este caso la norteamericana. El orden se subvierte y llegado cierto momento, tanta tranquilidad ha de llegar a su fin en este desorden temporal, ya que el ser humano corre peligro de extincion. Magnifico relato de cómo fue que el simio se alzo con el poder.
  ¡Vaya continuacion! Sin duda una partida de cero ingeniosa. Un Roddy McDowall que con su particular simpatia era el encargado de llevar la batuta y hacer que el entretenimiento continuase funcionando, en conjunto con la encantadora Kim Hunter y para ayudar en sus desgracias a nuestros amigos simios hacia lo que podia el bueno de Ricardo Montalban ( 25 de noviembre de 1920 - 14 de enero de 2009 ). El gran Jerry Goldsmith ( 10 de febrero de 1929 - 21 de julio de 2004 )  fue el encargado de crear una muy buena banda de sonido para las desventuras de los dos simios venidos de otra epoca.      
  Don Taylor habia hecho que funcionase. El plato estaba servido, ya no habia marcha atras, por delante aguardaban continuaciones llenas de emocion, series, mas, mucho mas merchandising  y remakes. 

4 comentarios:

PEPE CAHIERS dijo...

Esta entrega inició un argumento circular en el que todo se encaminaba a esa primera propuesta de Schaffner.

Belknap dijo...

Mr. Cahiers, asi es, una vuelta de tuerca ingeniosa. Saludos y gracias por su comentario.

miquel zueras dijo...

Hace mucho tiempo que vi esa película con Bradford Dillman -el de "Piraña"- Creo recordar que en algún momento Mac Dowall gritaba: ¡Quítame las manos de encima, humano! recreando la famosa frase de Charlton Heston.
Saludos. Borgo.

Belknap dijo...

Mr. Borgo, era de alguna manera una especie de puesta a cero, habia que invertir las situaciones. Saludos y gracias por su comentario.