jueves, 12 de julio de 2012

La Invasion de los Platillos Volantes

El Mayor retirado Donald E. Keyhoe de la marina de los Estados Unidos creia que cierto fenomeno aereo era de origen interplanetario, fue entonces que en 1953 publico el libro: Platos Voladores del Espacio Exterior ( Flying Saucers from Outer Space ) y dicha obra literaria fue la que se utilizo para el film: La Invasion de los Platillos Volantes ( Earth Vs. Flying Saucers ).

El proyecto Skyhook consiste en poner en orbita satelites de investigacion, pero los mismo son saboteados por peligrosos alienigenas que trataran a toda costa de dominar la Tierra; en las manos del cientifico Russell Marvin ( Hugh Marlowe -30 de enero de 1911/ 2 de mayo de 1982 ), su esposa Carol ( Joan Taylor -18 de agosto de 1929 / 4 de marzo de 2012 ) y de otros cientificos recae la dura mision de evitar que estos malvados seres nos dominen.

Fred F. Sears ( 7 de julio de 1913 - 30 de noviembre de 1957 ) ademas de dirigir tambien fue actor, trabajo en 73 peliculas, muchas de ellas como no acreditado, a continuacion algunas de ellas: The Corpse Came C.O.D.; Sport of Kings; Adventures in Silverado; Whirlwind Raiders; Smoky Mountain Melody; The Werewolf.
Como director dirigio algunos de los siguientes titulos: Desert Vigilante; Horsemen of the Sierrras; Last Train from Bombay; Target Hong Kong; The 49th Man; Sky Commando; Inside Detroit; The Werewolf; The Giant Claw; The Night the World Exploded; Ghost of the China Sea .
1956 fue un año lleno de trabajo para Sears, dirigio el capitulo: Stagecoach to Paradise para la serie: Celebrity Playhouse y los films: The Werewolf; Miami Expose Cha-Cha-Cha Boom!; Don't Knock the Rock; Rumble on the Knocks; y este film: Earth Vs. the Flying Saucers. En esta aventura sci fi, en donde los visitantes se muestran claramente antidemocraticos y se la pasan destrozando a diestra y siniestra los monumentos nacionales de los USA, Sears en solo 83 minutos se despacha un entretenido film lleno de accion y emocion; aqui tambien se pueden encontrar rastros de discurso ideologico, pero, en esta produccion made in Hollywood, se muestra que los extraterrestres no se centran solo en un pais, quieren todo nuestro planeta. Por otro lado, aunque el discurso se encuentre presente, pasa un tanto a segundo plano y todo se centra en el denodado esfuerzo de unos pocos cientificos por combatir a los futuros opresores de la raza humana. Sin embargo, aunque Sears demuestra un buen desempeño en sus labores como director, este film no seria lo que es sino fuera por un hombre: Ray Harryhausen. " Para lograr que los platillos lucieran grandes, las camaras tenian que estar muy cerca de las miniaturas, las cuales, a veces median solamente 5 o 6 pulgadas de diametro. Entonces los cables que sostenian a las miniaturas se convertian en un problema porque había que estar muy cerca de la miniatura para ver los cables, a su vez, tenia que pintar cada cable en cada cuadro del film ", comentaba en una entrevista el mago Harryhausen. " Los monstruos son personajes en el film. Quería ver si podía experimentar haciendo platillos volantes como si pareciese que había alguien dentro mirando, incluso cuando no mostrábamos a la gente dentro del platillo. Solamente una vez mostramos a uno dentro. Los hice de metal y estaban cubiertos de goma. El metal estaba unido y así podía moverlo y grabar los fotogramas. Los movía un poco más y grababa el siguiente fotograma. Al final, con cien fotogramas iguales parecía que se movía por sí mismo. Eso es lo principal. Es como la técnica de los cartoons. En vez de dibujar, utilizaba pequeños modelos, los juntaba y los volvía a utilizar para cada fotograma. Era un largo proceso ".
Un largo y maravilloso proceso que hizo y continua deleitando a mas de uno; en esta ocasion son aquellas escenas en donde hacen su aparicion las mortiferas naves, los momentos en el interior de la nave, y desde ya el combate final.
La interpretacion que brinda Hugh Marlowe de este cientifico patriota, interesado en el contacto con culturas extraterrestres y que a su vez le preocupa este bello mundo, es buena y convincente; lo mismo se puede decir de la actriz Joan Taylor, en el papel de la devota esposa Carol.
Una maravillosa y entretenida invasion extraterrestre, homenajeada por el gran Tim Burton, con unos efectos que haran las delicias de mas de uno y que a la fecha siguen tan joviales como en aquella epoca. Sin duda, un primer encuentro bastante convulsionado, pero eso si, ¡ no les tenemos miedo !

4 comentarios:

PEPE CAHIERS dijo...

Películas quizás no demasiado logradas artísticamente pero que guardan un encanto especial.

miquel zueras dijo...

Entrañables recuerdos me trae esa película pues fue con la que estrenaron en mi casa un proyector de 8 mm. Me encantaron esos extraterrestres de goma y la escena final con el platillo cargándose el Capitolio. Saludos. Borgo.

Belknap dijo...

Mr. Pepe Cahiers, creo que este film es, junto con otros, de los bastante buenos y su encanto aun perdura;
Mr. Miquel Zueras, geniales momentos; en mi casa, por ejemplo, estrenamos la videocassetera con Conan, el barbaro,
Caballeros, gracias por sus comentarios, un saludo y nos estamos leyendo.

Darkerr dijo...

Buena pelicula, muy entretenida. Y todo un logro para sus dias.