martes, 19 de abril de 2011

Campamento de Gitanos

Luis Buñuel Portoles ( 22 de febre ro de 1900 - 29 de julio de 1983 ) fue uno de los grandes directores de España; Buñuel no solo filmo peliculas en España, tambien lo hizo en: Mexico, Francia y Estados Unidos. Despues de que en 1961 este director dirigiera Viridiana, una pelicula, que, a pesar de haber ganado La Palma de Oro en el Festival de Cannes de 1961, tuvo consecuencias y genero controversias. A continuacion del escandalo por Viridiana, Buñuel filmo al año siguiente en Mexico una pelicula que es y siempre sera una verdadera joya: El Angel Exterminador. Buñuel de manera magistral nos relata lo siguiente:

En una mansion mexicana, los invitados a una cena y sus anfitriones muy pronto descubriran para su desgracia que les sera imposible abandonar una habitación.
Desde el inicio, Buñuel hace que sobre el film cuelgue un halo de rareza, como si en lo que se esta por ver hubiera algo macabro, con esa fachada de una iglesia y ese coro mientras los titulos del comienzo van pasando, o el singular nombre de la calle en donde se encuentra la mansion en donde todo transcurre: " Calle de la Providencia ", a su vez, estan aquellos criados que sin razon aparente desean marcharse a toda costa, y esto es solo el comienzo que utiliza Buñuel para ir preparando al espectador para todo lo que vendra a continuacion, luego vendran esos invitados acompañados por el dueño de casa y no solo entran una vez, sino que lo hacen dos veces ( la segunda vez es desde un angulo diferente ). Imagenes poderosas rodean a un gris relato fantastico donde se nos narra, sin tapujos, a una manada de lobos aristocraticos queriendose comer los unos a los otros; personas comunes escondidas bajo tristes mascaras que poco a poco iran dando muestras de sus flaquezas, porque, ellos tambien, mas alla de su condicion de personas ricas son humanos. Con gran habilidad es que este director español nos va descubriendo una telaraña de hipocresias, engaños, envidias; pero tambien hay otro costado en esta historia amarga, en la que Buñuel se rie de estos protagonistas, como aquella en la que los dos masones lanzan a viva voz un grito de ayuda, pero nadie va a socorrerles o la brujeria que se lleva a cabo por parte de una de las protagonistas, y al igual que le sucediera a los masones, nada ocurre. No es una historia alegre; momento a momento todo parece empeorar, a los protagonistas los rodea la sombra de la muerte, falta el alimento, deben romper una cañeria para poder beber y poco a poco es como si estuvieran volviendo a una epoca primitiva. En resumen, un film critico, imposible de no ver, lleno de la magia de un director como lo es Buñuel , y un reparto de actores muy bueno. A modo de dato pintoresco: el titulo que uso Buñuel para la pelicula lo tomo prestado de un amigo llamado: Jose Bergamin quien se encontraba escribiendo una obra de teatro con ese titulo, pero nunca la termino; cuando Buñuel se encontraba a la busqueda de un titulo para su pelicula, le pidio los derechos del titulo a su amigo, pero aquel le respondio que no habia ningun tipo de problemas, ya que el titulo pertenecia al Libro de las Revelaciones de la Biblia. Por otro lado, la escena en que aparecen las dos ovejas y el oso durante la cena, estaban basadas en un hecho veridico que el propio Buñuel vivio en una fiesta en la que participo en Nueva York. Buñuel dijo que en el film hay mas de veinte piezas repetidas.

4 comentarios:

Skeleton dijo...

Hola querido amigo,debo decir que es usted un genio de genios.Esta entrada es exquisita,y esta pelicula es otra tantas de mis favoritas,su vision muy bien apreciada,me saco el sombrero ante usted y lo felicito nuevamente.
Saludos cordiales Skeleton.

El Cabrero dijo...

Me mola tu blog, lo añado a mis favoritos!

Belknap dijo...

Mr. Skeleton, le agradezco sus entusiastas palabras;
Mr. El cabrero, bienvenido y celebro que el blog le mole, al igual que agradecido de que me ponga entre sus favoritos.
Caballeros, les agradezco el que se hayan dado una vuelta, nos estamos leyendo y muchos saludos, hasta pronto.

miquel zueras dijo...

Sin duda mi película preferida de Buñuel y la más inquietante con una trama que parece de Pere Calders (en uno de sus cuentos el público de un centro comercial deambula sin encontrar nunca la salida) Saludos. Borgo.