martes, 7 de diciembre de 2010

Vidas de Cine 17

Para los famosos, a veces, viajar en taxi puede resultar en situaciones divertidas, como en el caso de Fernando Fernan-Gomez; luego podran leer sobre Audrey Hepburn en la pelicula Wait Until Dark y lo bien que lo paso la actriz filmandola y tambien podran leer acerca de Sean Flynn y su triste muerte.

Sean Flynn, hijo del actor Errol Flyn y de la tambine actriz Lily Danita, tuvo una existencia tanto o mas aventurera que la de los personjes de su famosos padre en la ficción, por mas que la misma termino tragica y prematuramente. Nacido el 31 de mayo de 1941, intervino en algunas peliculas rodadas en Europa, la mas conocida: " El Hijo del Capitan Blood " ( The Son of Captain Blood, 1962, dirigida por Tulio Demicheli ), hecha a la sombra del viejo exito de su padre: El Capitan Blood ( Captain Blood, 1935, dirigida por Michael Curtiz ), y posteriormente intervendría en otras como El Capitan Intrepido ( Duel at the Rio Grande, 1963, dirigida por Mario Caiano ), o Siete Pistolas para Timothy ( Seven Magnificent Guns, 1966, dirigida por Romolo Guerrieri ). Harto del cine, lo abandono para convertirse en guia de safaris y cazador en Kenia, y luego marcho a la guerra de Vietnam como reportero gráfico, donde se gano un notable prestigio gracias a sus cronicas del conflicto para ¨ Paris - Macht ¨. Por desgracia, en abril de 1970, él y su compañero periodista Dana Stone desaparecieron en un ignoto rincon de la frontera entre Vietnam y Camboya y jamas volvieron a ser vistos con vida. Si bien durante años se especulo conque ambos murieron ejecutados por el Viet Cong, los Jemeres Rojos, recientemente se confirmo que su destino final, no menos lamentable, tuvo lugar en junio de 1971 por culpa de un severo ataque de malaria, a consecuencia del cual habrían recibido una inyección letal que acabo con sus sufrimientos.

Audrey Hepburn se sometio a una rigurosa preparación para la interpretación en Sola en laOscuridad ( Wait Until Dark, 1967, dirigida por Terence Young ), en la que encarna a una mujer ciega que es acosada en su propio apartamento por unos vecinos. La actriz se matriculo en una escuela para invidentes, estudio Braille, práctico hasta dominar la mirada vacia sin fijar la vista, aprendió a moverse por una habitación con los ojos vendados y usando un bastón, y logró marcar números de telefono sin mirar el aparato y maquillarse sin mirar el espejo. Su esposo, el tambien actor Mel Ferrer, le aconsejo que usara unas lentillas especiales que le impidieran ver bien, pero como a Hepburn le irritaban los ojos y tampoco le parecian imprescindibles al principio se nego a usarlas, si bien por exigencias de producción tuvo que hacerlo. Durante el rodaje, sobre todo de la secuencia en la que al asesino encarnado por Alan Arkin la ataca en la oscuridad de su apartamento, la actriz se dió todo tipo de golpes y acabo con magulladuras, y eso a pesar de que tanto ella como Arkin habian ensayado minuciosamente la escena de la pelea.

En sus memorias, Fernando Fernán-Gomez comento, jocoso, algunas pintorescas situaciones que vivio por el hecho de ser una personalidad muy famosa del cine, el teatro, ala television y la literatura: " A uno le han llamado de todo, en el mejor sentido, en su larga vida profesional, desde " el que se muere en Boton de ancla ", pasando por Balarrasa y " el que hace el tonto en las peliculas ", hasta oir en los ultimos tiempos ese repetido: " ¡ Mira, mira, el de la tele ! ". En cierta ocasión, una secretaria que le vio entrar con un par de amigos exclamo: " ¡ Huy, cuantos famosos juntos ! ¡ Como se va a poner mi madre cuando le diga que he estado con tantos famosos ! " , y en otra un taxista le pregunto: " Perdone, ¿ es usted famoso, verdad ? " . " Si, bueno, no sé... " , contesto Fernán-Gomez. " De la radio, ¿ verdad ? Le he reconocido por la voz ", prosigio el taxista. " Sera del teatro. Soy actor ". " No, eso no, porque yo al teatro no... Pero usted es famoso, seguro. Su cara la conozco". " Puede ser de las peliculas ". " Ah, pues le habre visto en la tele. Ande, firme ", concluyo el taxista, pidiendoloe un autografo.

4 comentarios:

Licantropunk dijo...

Me quedo con las de Fernando Fernán-Gómez: el sainete cotidiano de un genio.
Saludos.

David dijo...

Ja,ja (me río por lo de Fernán Gómez)...
Hola, Belknap. Buenos días.
Ayer a la noche cuando acabé la entrada que ya has comentado di un repasillo a la lista de blogs y me di cuenta de que habías actualizado. Ya era muy tarde para pensar, así que pensé: "mañana le visito". Pero al despertarme me ha sorprendido ver que tú has sido primero en la visita.
Por lo demás...
Sabía lo del hijo de Errol y el Vietnam...pero no conocía el motivo exacto de la muerte, esa peli de Audrey todavía no la he visto!, y conocía la anécdota de Fernando Fernán Gómez, pero es tan buena que me he vuelto a reír.
Un saludo.

PEPE CAHIERS dijo...

El hijo de Errol Flynn debería llevar en la sangre el espiritu aventurero de su padre. Respecto a Fernán-Gómez, teniendo en cuenta su mal genio, aquel taxista corrió serio peligro.

Belknap dijo...

Mr. Licantropunk, celebro le haya gustado la anecdota del actor español;
Mr. David, hola, celebro que le haya divertido lo de Fernando Fernan-Gomez;
Mr. Pepe Cahiers, esw cierto, aquel taxista corrio con suerte.
caballeros, gracias por darse una vuelta, saludos y nos leemos.